Robando Belleza

Diane Kruger

Posted on: 10 noviembre, 2011

Leía el otro día en un portal de Internet la noticia de un posado de la actriz alemana Diane Kruger en una revista checa, en la que salía muy guapa. Me dí cuenta de que con todo lo que me gustaba, no le había dedicado una entrada en este humilde blog, así que voy a remediarlo inmediatamente. Y no es para menos, dado que Diane Kruger es una de las actrices más bellas y estilosas del panorama actual.

Nacida como Diane Heidkrüger el 15 de julio de 1976 en la localidad alemana de Algermissen, hija de una empleada de banca y de un impresor, desde joven empezó a interesarse por el universo artístico. De pequeña estudió ballet en la escuela Freese-Baus y sus buenas aptitudes le permitieron estudiar ballet con el Royal Ballet de Londres a la edad de 13 años. Una inoportuna lesión le apartó del mundo de la danza y a los 15, participó en el concurso de modelos “Look of the year”, donde terminó en las finales. Tras haber tenido que abandonar el ballet se recondujo hacia el mundo de la moda y a mediados de los 90 se mudó a París, cambiando su apellido, de sonoridad tan germánica, por Kruger, para hacerlo más internacional. Firmó con la agencia Elite y pronto desfilaba por las pasarelas con firmas como Dior, Yves Saint Laurent o Giorgio Armani, entre otras. De esa época encontramos hoy diversas imágenes que nos muestran a una Diane bastante delgada, con un físico atractivo pero falto de carnes, así como varias imágenes de desnudos para deleite de los fans. Su rostro, de pelo rubio y profundos ojos azul turquesa, ya empezaba a marcar diferencias.

A los 22 años decidió abandonar el mundo de la moda y quiso volver a reinventarse formándose como actriz, siguiendo los consejos del realizador francés Luc Besson, que la vio potencial en la interpretación. Por aquel entonces conoció al actor Guillaume Canet (“La playa”), con el se casó a los 25 años y con el que hizo sus primeros pinitos en la actuación. En 2002, Kruger hacía sus primeras apariciones en la gran pantalla en los filmes “The piano player” junto a Christopher Lambert y Dennis Hopper y en “Mon idole”, dirigida por el propio Canet.

En sus inicios, Kruger tuvo papeles más o menos secundarios, en los que se limitaba a explotar su belleza, como en las cintas “Ni a favor ni en contra” o “24 horas al límite”. Hasta que llegó su gran oportunidad en 2004, de la mano de su compatriota Wolfgang Petersen, que la escogió para dar vida a Helena de Troya (la mujer más bella del mundo en palabras de Homero) en la película “Troya”, junto a Brad Pitt, Orlando Bloom o Eric Bana. Esa fue su presentación al mundo, en el rol de una mujer que desencadenaba una guerra entre griegos y troyanos, inspirada en la “Ilíada” de Homero. Como no podía ser de otro modo, la actriz luce guapísima (además de que tuvo que ganar peso para el papel y está espectacular con unos kilos de más), si bien es cierto que aún demuestra ciertas carencias interpretativas y fue discutida por mucha gente. No obstante, el filme le abrió las puertas de Hollywood.

En 2004 también se la pudo ver en las pelis estadounidenses “Obsesión”, en la que daba vida a la mujer de los sueños de Josh Hartnett y en “La búsqueda”, una cinta de aventuras en la que era la partenaire femenina de Nicolas Cage. A partir de ahí, su carrera empezó a ir viento en popa, compaginando filmes en Hollywood y en Europa, preferiblemente en el cine francés, dado el número de años que llevaba instalada en París.

En 2005 apareció en “Feliz navidad”, una cinta amable sobre una tregua que se hizo en Nochebuena en la Primera Guerra Mundial y en la que Diane daba vida a una cantante de ópera alemana, siendo la primera vez que hacía un personaje de su misma nacionalidad. Hasta el momento había tenido que esconder su origen germánico hablando en inglés o francés.

En 2005 demostró a propios y extraños que ella no era solamente una cara bonita y que sabía interpretar y lo hizo con la película “Frankie”. En ella, Diane hacía de una modelo que era internada en un psiquiátrico tras sufrir una crisis nerviosa a causa de su trabajo. Ella era el sostén de la película, rodeada de un reparto en el que todos eran pacientes reales de una institución mental. Uno de esos papeles que dan acceso casi seguro a los Oscar, pero que en su caso pasó desapercibido por tratarse de una cinta francesa de bajo presupuesto. No obstante, la película le sirvió para demostrar que había mejorado su labor interpretativa.

En 2006, Diane apareció en las películas “Les brigades du Tigre” para la que tuvo que aprender ruso y en “Copying Beethoven”, donde compartía pantalla con Ed Harris como el mismísimo Ludwig van Beethoven y ella daba vida a una mujer que ayudaba al compositor a la creación y la interpretación de su famosa Novena Sinfonía. La cinta no es gran cosa, pero permite una vez más deleitarse con la belleza y el encanto de la actriz alemana.

En ese mismo 2006, Kruger se divorció de Canet tras 5 años de matrimonio y continuó enlazando una aparición tras otra en películas de diversa índole. En 2007 la pudimos ver en “Goodbye Bafana”, una cinta sobre el encarcelamiento de Nelson Mandela en la que ella era la mujer del guardián de Mandela, interpretado por Joseph Fiennes. También apareció en “La sombra del cazador”, en un breve papel como mujer represaliada por la guerra de los Balcanes y repitió con Nicolas Cage en la segunda parte de “La búsqueda”. En la canadiense “La edad de la ignoranacia” dio vida a la mujer de las fantasías del protagonista, un oscuro oficinista cansado de su vida. Su aparición en este filme nos permitió a sus fans volver a ver uno de sus magníficos desnudos, en una secuencia en la que el protagonista se imaginaba con ella en la ducha.

2008 fue un año más tranquilo para ella, en el que apareció en la francesa “Pour elle”, siendo una mujer que era encarcelada por un delito que no había cometido y su marido hacía lo imposible por rescatarla y puso su voz en la cinta animada “Lescars”. Ese año fue también cuando se hizo público su noviazgo con el actor Joshua Jackson (“Dawson crece”), al que había conocido poco antes y con el que todavía sigue en el momento de escribir estas líneas.

En 2009 la vimos en las películas “El caso Farewell”, protagonizada por su exmarido Guillaume Canet, en la que ella tenía una breve aparición, así como en “Las vidas posibles de Mr. Nobody”, una curiosa cinta de ciencia ficción en la que compartía plano junto a Jared Leto y en la que se la podía ver luciendo melena castaña en lugar se rubio habitual.

También en 2009 logró uno de sus papeles más recordados a fecha de hoy, el de la actriz Bridget von Hammersmark en “Malditos bastardos”, de Quentin Tarantino. Aquí Diane era una actriz que colaboraba con la resistencia antinazi, en un rol que le permitió lucir todo su acento germánico y su indudable elegancia. Además, el fetichista de Tarantino, al que siempre le gusta regoderase en mostrar planos de los pies de sus actrices, hizo lo propio con Kruger, que tiene tan bella esa parte de su cuerpo como todo lo demás. También Diane volvió a coincidir con Brad Pitt, años después de “Troya”.

En 2010 apareció en “Pieds nuds sur les limacs” e “Inhale”, dos cintas que no se han estrenado en nuestro país (de hecho buena parte de su filmografía no ha llegado por aquí, dada la escasa distribución de cine europeo que nos viene). Y este año se la ha podido ver junto a Liam Neeson en el thriller “Sin identidad” y en la película gala “Forces spéciales”, que tampoco se ha estrenado por estos lares. A finales de año estrenará en Francia “Les adieux a la reine”, que le permitirá dar vida a la mismísima María Antonieta, años después de que lo hiciera Kirsten Dunst en la estupenda película de Sofía Coppola.

Así pues, la carrera interpretativa de Diane marcha bastante bien, mejorando sus aptitudes y simultaneando producciones europeas y americanas, moviéndose en varios idiomas (el haber estado fuera de su tierra natal desde joven ha sido un acicate para su plurilingüismo). La actriz es una de las más elegantes del panorama actual y ha sido imagen de diversas marcas y portada de innumerables revistas por su belleza y estilo. Lo único que lamento es que a veces se la vea tan delgada, pues ha quedado patente que sus encantos lucen mejor con algo más de peso.

De cualquier modo, creo que tiene un futuro muy interesante por delante y que aún la seguiremos viendo unos cuantos años más. Y que así sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


  • Ninguna
  • jm: jajaja, la proxima vez hazlo...total son tan parecidas que con una foto de una de ellas tendrías las dos! ;)
  • garcigomez: Se da un aire en ciertas fotos, sí, con el aire melancólico sobre todo
  • Lauphney: Se parece a la cantante Meja: https://www.google.es/search?q=meja&rls=com.microsoft:es&oe=UTF-8&startIndex=&startPage=0&um=1&i

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: