Robando Belleza

Archive for junio 2012

Hace unos días se vieron en las marquesinas carteles anunciadores de una película llamada “Un feliz acontecimiento” (que ya he visto y me gustó bastante, por cierto). El cartel del filme consiste en una mujer embarazada tumbada junto a su pareja, mientras muestra su barriga en una pose entre tierna y sensual. Y esa imagen me ha traído a la cabeza las de aquellas actrices y modelos famosas que han posado con la mayor desenvoltura del mundo con sus tripas de embarazo para las portadas de las revistas.

Muchas veces a las embarazadas se las ve como objetos dignos del mayor cuidado, cual si fueran vajillas de porcelana, que parece que es necesario meterlas en una vitrina y dejarlas ahí encerradas para que no les pase nada, mientras se obvia que siguen siendo mujeres que tienen su lado carnal. Como asegura Eliette Abecassis, autora de la novela con tintes autobiográficos en la que se basa la película, lo que quiere es “enseñar que la mujer embarazada es sexual, ya que si no, no sería madre. Su cuerpo está aún más presente, su vientre y sus pechos desbordan; no come, devora; vive en una especie de sobresensualidad”.

No obstante, la creencia general es que durante la época de embarazo la mujer debe tapar lo máximo posible y esconder sus deseos, como si su parte carnal dejara de existir. Esta convención empezó a ser discutida por Demi Moore hace unos cuantos años, en 1991, cuando la actriz posó desnuda para la portada de la revista “Vanity Fair”. La foto de Moore embarazada y desnuda causó una gran controversia en ese año, a muchos les escandalizó ese posado en estado de preñez, algo escandaloso e intolerable, impropio de una mujer a punto de ser madre. Incluso algunas personas vendieron la revista con un papel de color encima de la tapa para tapar el desnudo como si fuera una revista porno.

Otra famosa que ha posado desnuda en estado de gestación ha sido Cindy Crawford, uno de mis mitos eróticos de adolescencia. La supermodelo del sensual lunar fue fotografiada para la portada de W Magazine en abril de 1999, con siete meses de embarazo y puede verse la referencia al posado de Demi Moore de años atrás en la esquina inferior derecha, en la que pone “Move over, Demi” (Muévete Demi).

Claudia Schiffer también se unió a la moda y en su caso ocupó la portada de la revista Vogue, que dedicó toda la página a la foto, sin hacer referencia a otros de los contenidos del interior de la revista.

Como pueden ver, los tres posados son bastante similares, con la mano derecha cubriendo el pecho y la izquierda el pubis, salvo en el caso de Crawford, que tenía esa zona oscurecida en la foto. Tuvo que ser la italiana Monica Bellucci la que pusiera un poco más de osadía en este tipo de posados cuando hizo un desnudo frontal en el embarazo de su primera hija.

La propia Bellucci volvió a posar años después con su segundo embarazo, aunque en esta ocasión optó por un aspecto más recatado.

Otras que también han posado desnudas han sido las modelos Alessandra Ambrosio y Miranda Kerr, que fueron protagonistas de fotos en blanco y negro, ofreciendo una visión más estilizada y artística del fenómeno.

El hecho de posar desnudas en los embarazos ha pasado de ser algo novedoso y provocativo a convertirse casi en algo habitual en los últimos años, pues además de las imágenes que les he mostrado, ha habido otros posados como los de Britney Spears, Christina Aguilera o Jessica Simpson. Por contra, ha habido otras famosas que han preferido salir con ropa para dejar testimonio gráfico de sus estados de gestación, como es el caso de las bellísimas Gwyneth Paltrow, Heidi Klum y Rebecca Romijn, tres rubias por las que siempre he sentido debilidad.

No soy muy fan de Demi Moore, más bien al contrario, pero el posado que hizo en su día sirvió para poner una pica en Flandes, para dar voz a algo que está ahí y que no se puede ocultar. Todas estas mujeres tienen en común el haber superado sus verguenzas y ciertas convenciones para posar en fotos sugerentes. Ellas no han querido negar su parte carnal, ni olvidar que aún embarazadas siguen siendo mujeres preciosas y atractivas. Y no creo que sea nada escandaloso hacerlo, más bien al contrario, es algo natural y bello.

Anuncios


  • Ninguna
  • jm: jajaja, la proxima vez hazlo...total son tan parecidas que con una foto de una de ellas tendrías las dos! ;)
  • garcigomez: Se da un aire en ciertas fotos, sí, con el aire melancólico sobre todo
  • Lauphney: Se parece a la cantante Meja: https://www.google.es/search?q=meja&rls=com.microsoft:es&oe=UTF-8&startIndex=&startPage=0&um=1&i

Categorías